Home / Destacados / 22 de abril Día de la Tierra!
NADA QUE FESTEJAR!

22 de abril Día de la Tierra!
NADA QUE FESTEJAR!

Con hablar de la hecatombe ambiental planetaria los días 22 de abril NO ALCANZA

TODOS POR EL PLANETA?

Una pregunta con respuesta, pero que deja muy en claro que a nadie parece importarle en lo más mínimo la salud del planeta, así como a nadie le importa su propia salud ni la de sus hijos…, podríamos  decir que a pesar de la inapelable información que dice que es necesario y urgente bajar fuertemente o eliminar completamente el consumo de carnes de origen animal (FAO-IPCC-Miles de Científicos y ONGs), a la mayoría de los argentinos lo único que les importa es que no les toquen el asadito.

Con hablar de la hecatombe ambiental planetaria los días 22 de abril NO ALCANZA, solo sirve para armar titulares llamativos y hacerles creer a todos que por leer un artículo periodístico sobre el tema, ya hicieron lo suficiente, pero esto no es así. Hablar de la problemática climática un día al año no sirve más que para seguir contaminando y colaborando para que todo esté cada día peor.

Hoy y mañana, 22 y 23 de abril se llevará a cabo la Cumbre de Líderes sobre

el Clima, una cumbre de diplomacia y nada más, abre la cumbre el Presidente de los Estados Unidos de Norteamérica, Joe Biden, quien invitó a participar al Presidente de la Nación Argentina, Alberto Fernández. Estados Unidos es uno de los países que más contamina el planeta, uno de los mayores responsables de la emisión de Gases de Efecto Invernadero…
En sintonía con este día, en AR más de 170 ONGs adhirieron a una carta para pedirle al primer mandatario argentino que se comprometa con la iniciativa de bajar la huella contaminante de Argentina.

Pero acá ya no hay espacio para el engaño, ya no hay tiempo para seguir promoviendo la confusión, es hora de hablar sinceramente y pedir que las “Políticas de Estado” dejen de ocuparse de cosas intrascendentes para el futuro de la humanidad.
Un país no puede hablar de bajar la contaminación y seguir promoviendo la industria de la carne mediante programas como “carne para todos” cuando por otro lado no se promueve una alimentación a base de vegetales como bien hoy impulsan organismos como la ONU a través de la FAO o el IPCC Panel Intergubernamental por el Cambio Climático, quienes basados en la Ciencia explican la importancia ambiental de bajar o eliminar el consumo de carne  para tratar de mitigar los efectos que tendrá el cambio del clima.
De qué va a hablar los Presidentes en la Cumbre? De ganadería sustentable, de megagranjas inteligentes, de agroindustria no contaminante, de que hay que comer carne porque sin comerla no es posible vivir? De qué van a hablar? De los esfuerzos que hacen? De lograr objetivos para el 2050? De desafíos y objetivos? O de hacer algo ya mismo?

Todos los gobiernos de todos los países del mundo ya deberían estar alentado a sus ciudadanos a cambiar la dieta y ayudando a todos los productores a que se reconviertan en lo que producen, que dejen de producir proteína de origen animal y produzcan proteína de origen vegetal, algo que no es tan difícil, es mucho más fácil de lo que nos quieren hacer creer, es mucho más conveniente transformar esa industria que soportar los embates del cambio climático que tendremos que sufrir si no hacemos lo correcto, sin lugar a dudas lo que tenemos que hacer es dejar de contaminar. Y la industria que más contamina es la de la carne, la de la tierra y la del mar. La ecuación es simple, hay que cambiar los hábitos de consumo lo antes posible.

El veganismo propone dejar de usar y explotar animales, lo que implica además de muchas otras cosas, cambiar la alimentación, algo que incide descomunalmente en lo ambiental y que según la ciencia, hoy es la herramienta más efectiva que tiene la humanidad para que la temperatura del planeta no siga aumentando y tratar de atenuar la intensidad de los tremendos efectos que tendrá el Cambio Climático para todos.

El veganismo no algo extremo, extremo es masacrar en el mundo 2.000 animales por segundo sin contar los peces porque se miden por toneladas (FAO), extremo es el hambre en el mundo, extremo es el Cambio Climático y extremo es la estupidez de no hacer nada para mitigar los efectos de lo que se viene.

Lo bueno es que no está todo perdido, todavía podemos hacer algo y la naturaleza reciclará la biodiversidad que se ha perdido. Es nuestra obligación, se lo debemos a las generaciones futuras, tenemos que cambiar los hábitos de consumo, porque es lo más efectivo, rápido y fácil de poder concretar. No importa que los gobiernos no hablen de esto y no hagan nada, nosotros desde lo individual podemos aportar la solución cambiando lo que consumimos. Lo que manda es la demanda.

UVA Unión Vegana Argentina

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*