Home / Sin categoría / Carta tipo para la CONAL

Carta tipo para la CONAL


————————————–
COMO ENVIAR LA CARTA PARA QUE NO SEA RECHAZADA?

Desde el MAGyP piden que sea de la siguiente forma:

Las observaciones realizadas al proyecto de ATRIBUTO VEGANO deberán enviarse a la Secretaría Técnico-Administrativa MAGYP de la CONAL.

Por mail, a sta.conal.magyp@gmail.com con cc a conal@magyp.gob.ar

En el asunto poner:
POR CONSULTA PUBLICA -ATRIBUTO VEGANO – Expediente Nº EX-2021-79405553-APN-DLEIAER#ANMAT

– ATENCIÓN: La nota debe ir en PDF en archivo adjunto, debe tener firma, aclaración y n° de DNI


En el cuerpo de mail poner: Estimadas, remito nota en adjunto por proyecto en CONSULTA PUBLICA ATRIBUTO VEGANO. Saludos.

La nota deberá estar dirigida la nota al Presidente de la Comisión Nacional de Alimentos, Lic. Marcelo Alós, Secretario de Alimentos, Bioeconomía y Desarrollo Regional, y presentar como referencia el número de expediente y tema por el cual se está generando la observación pertinente.

Expediente Nº EX-2021-79405553-APN-DLEIAER#ANMAT – Atributo Vegano

IMPORTANTE: el mail con la nota debe tener firma, aclaración y número de documento.

Si se usa otro texto de rechazo, siempre ofrecer una propuesta clara para reemplazar lo erróneo
————————————–


Sr. Presidente de la Comisión Nacional de Alimentos, Lic. Marcelo Alós, Secretario de Alimentos, Bioeconomía y Desarrollo Regional

Con referencia al Expediente Nº EX-2021-79405553-APN-DLEIAER#ANMAT – Atributo Vegano

Con el mayor de los respetos quiero expresar mi rechazo a la regulación del ATRIBUTO VEGANO por considerarlo totalmente inadecuado y erróneo, ya que el VEGANISMO es una posición ética, una filosofía y estilo de vida que nada tiene que ver con algo sanitario, bromatológico o médico, por lo tanto la autoridad sanitaria en este atributo NO APLICA porque no existe un riesgo sanitario.

Por lo que solicito respetuosamente se modifique la regulación del  atributo vegano/vegetariano/basado en plantas, y se regule conforme a los estándares internacionales que rigen para este tipo de regulaciones, como sucede en todo el mundo, donde habiendo aplicado las BPM se acepta que puedan tener presencia involuntaria de trazas en el producto.  → Norma ISO V 23.662 Francia – Criterios V-Label Suiza – Criterios Vegan Society Reino Unido.

Como se lee en el siguiente párrafo:

“será incompatible la declaración de las leyendas y/o atributos antes mencionados, cuando la empresa declare ante la autoridad sanitaria que aun habiendo aplicado las BPM (buenas prácticas de manufactura), existe la posibilidad de contaminación accidental durante el proceso de elaboración de alguno de los alérgenos de origen animal de conformidad con lo establecido en el artículo 235 séptimo”.

lo quiere decir que será imposible rotular un alimento como vegano o vegetariano estricto o basado en plantas, por lo que se deduce claramente que ninguna empresa podrá asegurar un 0% de trazas de origen animal en sus productos, como por ejemplo lácteos. Por lo tanto los consumidores que buscan este tipo de alimentos, unos 10 millones de veganos/vegetarianos/flexitarianos (http://www.unionvegana.org/poblacion-vegana-y-vegetariana-2020/), no podrán acceder a tener productos rotulados como veganos o vegetarianos o basados en plantas. Una verdadera falta de respeto, de políticas inclusivas y de apoyo al desarrollo de una industria encargada de abastecer a una población de millones de personas que busca alimentos basados en plantas.

Pretender 0% de trazas es un requerimiento que nadie va a poder cumplir, ni siquiera los que tengan plantas de producción exclusivas para productos veganos, ellos tampoco podrían asegurar que la materia prima que ingresa en su planta no tenga ninguna traza. Exigir esto es descabellado y perjudica el desarrollo de una industria que abastece la demanda creciente de una comunidad de millones de personas y que crece exponencialmente.

Sugiero respestuosamente se modifique de la siguiente manera´(en mayúsculas la frase agregada al párrafo original):

– Será incompatible la declaración de las leyendas y/o atributos antes mencionados, cuando la empresa declare ante la Autoridad Sanitaria que aun habiendo aplicado las BPM, existe la posibilidad de contaminación accidental durante el proceso de elaboración de alguno de los alérgenos de origen animal y NO DECLARE LA POSIBLE EXISTENCIA DE TRAZAS, de conformidad con lo establecido en el artículo 235 séptimo”.

Otra opción podría ser:

Podrá existir la presencia involuntaria de trazas de origen animal, siempre y cuando se hayan tomado todas las precauciones y medidas apropiadas de conformidad con las BPM. De existir trazas, siempre que se declaren, no sería obstaculo para rotular los productos como vegan, vegano, basado en plantas o similar.

Los estándares internacionales de rotulación de productos veganos, vegetarianos, basados en plantas, aceptan la presencia involuntaria de trazas de origen animal.

Otros fundamentos:

1- Para veganos y vegetarianos la posible presencia de trazas involuntarias de derivados de origen animal o alérgenos no implican inconveniente, ni son letales.

2- Debe haber límites pragmáticos: El requisito de una política de tolerancia cero para los alérgenos de origen animal implicaría un trato desigual de productos veganos/vegetarianos estrictos/basados en plantas, en comparación con productos de otras categorías donde no es necesario. La presencia involuntaria de sustancias animales en productos veganos o vegetarianos estrictos o basados en plantas en cantidades técnicamente inevitables no deben considerarse engañosas.

3- La prohibición de una posible presencia de trazas de origen animal en un producto es casi impracticable. Aún en los casos en los que una planta elaboradora produzca exclusivamente productos veganos, muchas veces las trazas provienen de las materias primas adquiridas. Esto significaría que no habría productos rotulados como veganos o basados en plantas, ya que cualquier alimento podría contaminarse accidentalmente con sustancias animales.

4- El rotulado vegano o basado en plantas no es fuente de información para alérgicos!
La afirmación del atributo vegano o vegetariano estricto o basado en plantas de un producto no reemplaza al etiquetado de alérgenos y no es una indicación de que el producto está destinado o es adecuado para el grupo correspondiente de consumidores alérgicos (Norma ISO V 23.662 – Criterios V-Label – Criterios Vegan Society, es interesante mencionar que ISO es de Francia, la Vegan Society del Reino Unido y V-Label de Suiza).
La legislación actual sobre el etiquetado de alérgenos está destinada a ayudar a las personas que sufren de alergias e intolerancias alimentarias. Y el veganismo no tiene nada que ver con esto. El veganismo no es una enfermedad. El veganismo no se debe medicalizar.

5- El veganismo es una posición ética y filosófica y no tiene relación con lo sanitario ni con lo bromatológico ni con lo médico. Por lo tanto la regulación no debería basarse en aspectos sanitarios, bromatológicos y/o médicos. Por el contrario, en todo caso se debería valorar que la alimentación basada en plantas es buena para la salud, para el ambiente y para los animales.
Por otro lado, las trazas de alérgenos de origen animal solo llegan involuntariamente al producto. No son requeridas para la producción del mismo. En consecuencia, la compra de estos productos no fomenta el consumo de ingredientes de origen animal, ni la explotación animal.

6- El estado tiene la obligación de acompañar los cambios culturales de la población y que el 12% de los habitante sean veganos y vegetarianos y otro 12% sean flexitarianos es suficiente motivo para generar las políticas de estado que hagan falta para generar ese acompañamiento, mientras que este proyecto en vez de facilitarlo, lo obstaculiza, complicando el consumo y la producción.

7- Al mismo tiempo, quieren prohibir que se denomine leche a las leches vegetales y carnes a las carnes a base de plantas, y acá tenemos otro intento equivocado de frenar la caída del consumo de carnes de origen animal y/o sus derivados.
Otro error, porque no tiene base, si recurrimos a la RAE Real Academia Española, quien regula nuestro idioma, vemos que del término “CARNE” además de las de origen animal dice lo siguiente:
f. Parte de un fruto o de un tubérculo, generalmente blanda, que está bajo la cáscara o la piel.
Y del término “LECHE”, además de las de origen animal, dice lo siguiente: f. Jugo blanco obtenido de algunas plantas, frutos o semillas. Leche de coco, de almendras.

Por lo tanto pretender que estos términos sean exclusivos de la industria de la carne y los lácteos, y que no se utilicen para alimentos basados en plantas es un error que nuevamente atenta con los consumidores y la industria que los abastece.

Esto no es tan grave como lo anterior, porque si el código alimentario no permitiera el uso de los términos carne y leche para denominar productos a base de plantas, se podrían sustituir esos términos por otros similares. Como por ejemplo: en vez de leche de origen vegetal, bebida de origen vegetal o equivalente y en vez de hamburguesa de vegetales, podría denominarse medallón de vegetales, etc. Aunque el consumidor lo va a llamar como quiera.

Por todo lo expresado, solicito respetuosamente a la CONAL que modifique la regulación del  atributo vegano/vegetariano/basado en plantas, como sugerí y regule conforme a los estándares internacionales que rigen para este tipo de regulaciones, como sucede en todo el mundo: Norma ISO V 23.662 de Francia – o los Criterios de V-Label de Suiza – o los Criterios de la Vegan Society de Reino Unido, “donde en todas las regulaciones se acepta la posibilidad de la existencia involuntaria de trazas, como está regulado para los demás alimentos”.

Saludo atentamente





Firma – Aclaración – Documento de identidad

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*