Home / Vegetarianismo / El impacto de una dieta centrada en la carne

El impacto de una dieta centrada en la carne

Sobre las personas, los animales y el Planeta.

marlycong2

Conferencia brindada por la Lic. Marly Winckler en el 2do. Congreso Nacional Vegetariano, realizado en el Aula Magna de la Universidad Abierta Interamericana, en Buenos Aires, el 10 de diciembre de 2005

¿Qué es el vegetarianismo?

Vegetarianismo es el régimen alimenticio que excluye todo alimento que implique un sacrificio de vidas de animales. Así pues, los vegetarianos no comen ningún tipo de carne (vaca, pollo, oveja, pescado), ni sus subproductos, pero si pueden incluir en su alimentación derivados como lácteos y huevos. Su nombre no se origina de la alimentación vegetal, sino del latín, del término vegetus que significa “fuerte”, “vigoroso”, “saludable”.

Antiguamente los vegetarianos eran llamados pitagóricos, en homenaje a Pitágoras, el padre del vegetarianismo. El término vegetarianismo fue acuñado en 1840, y en 1847 fue creada la primera Sociedad Vegetariana en Inglaterra.

 

Categorías de vegetarianos

Hay varias categorías de vegetarianos. Los vegetarianos que consumen leche y sus derivados son llamados lacto-vegetarianos, los que comen huevos ovo-vegetarianos y los que comen huevos y leche de ovo-lacto-vegetarianos. Últimamente están surgiendo nuevos tipos de denominación para los vegetarianos, como pesco-vegetarianos, los que comen pescado, api-vegetarianos, que comen miel, pollo-vegetarianos etc. es evidente que pesco y pollo-vegetariano son una contradicción de términos, pues el vegetarianismo, por definición excluye todas las carnes, a pesar de admitir derivados que no impliquen sacar la vida del animal. Existen también los vegetarianos puros o veganos, que excluyen de su alimentación todos los productos de origen animal. Además de las carnes, pescados, aves, lácteos (leche, mantequilla, queso, yogurt etc.), excluyen huevos, miel, gelatina, etc. También evitan el uso de cuero, lana, seda y otros productos menos obvios de origen animal, como aceites y elementos presentes en jabones, champúes, cosméticos, detergentes, perfumes, películas etc.

 

Salud

Desde el punto de vista de la salud el vegetarianismo es una dieta perfectamente adecuada. La Posición de la Asociación Dietética Americana – ADA, la asociación de nutricionistas americanos, que no es una organización vegetariana, dice:

“La posición de la Asociación Dietética Americana (ADA) es que dietas vegetarianas apropiadamente planeadas son saludables, adecuadas en términos nutricionales y presentan beneficios para la salud en la prevención y en el tratamiento de determinadas enfermedades”.

De acuerdo con las nutricionistas Vesanto Melina y Brenda Davis, “una dieta vegetariana reduce el riesgo de enfermedades crónicas y degenerativas, como cardiopatías, cáncer, diabetes, obesidad, osteoporosis, enfermedades de la vesícula biliar y hipertensión. Una dieta basada en vegetales atiende, con más frecuencia, a las recomendaciones actuales cuanto al porcentual de gordura, carbohidratos y proteínas que las dietas omnívoras. Según estas recomendaciones, debemos evitar grasas, sobretodo las saturadas, dar énfasis al consumo de granos, frutas, vegetales y aumentar el consumo de fibras. Esta es una tarea muy simple para un vegetariano”.

Según el Dr. Neal Barnard, Presidente del PCRM (Comité de Médicos por una Medicina Responsable), vegetarianos y veganos viven una media de 6 a 10 años más que el restante de la población. Los Drs. Caldwell Esselstyn y Dean Ornish probaron, trabajando de forma independiente, que pacientes con arterias bloqueadas pueden reverter su condición y evitar cirugía con una dieta vegana de bajo contenido de grasa.

Según la Sociedad Americana de Cáncer por lo menos un tercio de las muertes por cáncer en aquel país están ligados a la dieta.

De acuerdo con el Dr. T. Colin Campbell, Director del famoso Proyecto China, un estudio epidemiológico sobre la relación entre dieta y salud: “La vasta mayoría, tal vez 80 a 90% de todos los cánceres, enfermedades cardiovasculares y otras formas de enfermedades degenerativas pueden ser prevenidas con la adopción de una dieta vegetariana”.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) nombró un grupo de especialistas en nutrición de todo el mundo para analizar la importancia de la dieta en la salud. El resultado, un documento técnico de 200 páginas, intitulado “Dieta, Nutrición y Prevención de Enfermedades Crónicas”, fue publicado en 1990. La conclusión fue:

“Las investigaciones médicas y científicas apuntan claramente a relacionar factores nutricionales con el riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares, hipertensión, infarto, varios tipos de cáncer, osteoporosis, diabetes y otras enfermedades crónicas. Este conocimiento es hoy suficientemente contundente para capacitara a los gobiernos a evaluar la calidad de los padrones alimentares nacionales, detectar riesgos, y así, proteger a su población por medio de políticas que den preferencia a alimentos saludables”.

 

Escenario

El Banco Mundial y la FAO (Food and Agriculture Organization, órgano de las Naciones Unidas) estima que, en el inicio de los años 90, cerca de 1.000 millones de personas vivían en absoluta pobreza al rededor del mundo, es decir, la hambre crónica afecta mas de 1.000 millones de personas en todo el mundo. Al contrario de lo que muchos piensan, el pobre está cada vez más pobre a cada ano.

El hambre en el mundo es una realidad dolorosa, persistente e innecesaria. En la actualidad, hay suficiente tierra, energía y agua para bien alimentar a más del doble de la población humana, pero la mitad de la cosecha mundial de granos es destinada a la alimentación de animales para consumo humano, mientras otros millones de seres humanos pasan hambre.

 

Utilización de los Recursos Naturales

La producción de ganado genera impactos enormes y de amplio alcance sobre la biosfera, porque los alimentos de origen animal son mucho menos eficientes en su producción que los alimentos vegetales. Mucho de aquello con que alimentamos el ganado se transforma en subproductos no comestibles o simplemente es desperdiciado en los procesos metabólicos. Debido a esta ineficiencia básica, cultivar cereales y granos para producir alimentos de origen animal para gran número de personas, requiere la utilización de vastas cantidades de tierra, agua y energía.

En Brasil, casi mitad de todo lo que nuestro suelo produce es usado para alimentar animales, 23% de la tierra cultivada en Brasil es usada actualmente para plantar soja, mitad de la cual es exportada. El principal factor de destrucción de la floresta amazónica es la producción de ganado y el cultivo de soja. La soja no es un producto básico en la alimentación de los brasileños. Esta es soja es para exportar y convertirla en alimento para animales.

 

Uso de la tierra

Según el Instituto Cepa una res precisa de 3,5 hectáreas y 4,5 años en media para estar apto a ser abatido, produciendo una media de 210 kilos de carne. En esta misma tierra y al mismo tiempo, en Brasil, se produce una media de 19 toneladas de arroz; 8 ton de frijoles; 34 ton de maíz; 23 ton de trigo o 32 ton de soya.

La mitad de la tierras de todo el mundo es destinada a pastajes para el ganado.

40 personas podrían ser alimentadas con los cereales empleados en la producción de un bistec de 225 g

 

Uso de granos

El consumo de granos por el rebaño animal está aumentando dos veces más rápidamente que el consumo de granos por las personas.

Soja cultivada en los Estados Unidos consumida por el ganado: 90%

Maíz cultivado en los Estados Unidos consumido por el ganado: 80%

Total de granos producidos en los Estados Unidos consumidos por el ganado: 70%

Cantidad de la cosecha mundial de granos consumidos por el ganado durante los años ochenta: 50%

Maíz cultivado en Brasil consumido por los animales de cría: 90%

Cereales y soya necesarios para producir un kilo de carne: 7 kg

 

Residuos (desechos)

Residuos generados por un rebaño de 10 mil cabezas de ganado: igual a una ciudad de 110 mil habitantes

En Santa Catarina, Brasil, solo en los últimos 5 años de producción intensiva de carne de cerdo fue generado el equivalente a los desechos de una población de 100 millones de personas, excluyendo los desechos de las aves. Esto quiere decir que solamente la producción industrial de cerdos en el estado de SC generó una cantidad de desechos equivalente a una población humana casi 20 veces mayor que su actual población.

Desechos producidos por un cerdo: equivalente a 3,5 personas

Desechos generado a cada kilo de carne bovina: 7 litros

Así que los que compran un kilo de carne bovina están éticamente obligados a llevar para sus casas un balde con cerca de 7 litros de desechos.

 

Animales abatidos

Más de 100 millones de bovinos, cerdos y ovejas son criados y abatidos por año solamente en los Estados Unidos. En cuanto a aves de producción, llega al asombroso número de 5.000 millones.

Brasil es hoy el principal productor mundial de pollos, cerdos y bovinos. Santa Catarina es el principal productor de cerdos y el segundo mayor productor de pollos de Brasil. Solo en 2001 abatió 33 millones de bovinos y casi 4.000 millones de aves.

Los datos hablan por si solos. La dieta centrada en la carne es extremamente antieconómica, ineficiente en términos de la utilización de recursos, antiética, porque no da para todos y genera enormes desperdicios. Es imperioso que se cambie este modelo se queremos que nuestra época sea llamada civilizada.

Finalmente, pero no menos importante, existe el sufrimiento impuesto a los animales, los que son criados y abatidos en condiciones execrables e impedidos de sus instintos mas básicos.

No debemos olvidar que los animales son seres de carne y hueso como nosotros, con un sistema nervioso tan desarrollado como el nuestro, que sienten dolor y terror. La humanidad clama por paz, pero la paz no será posible mientras en los platos de comida no desaparezca la violencia.

Paz para todos los seres: por un mundo pacifico, sostenible, compasivo.

 

 

Fuente Revista El Vegetariano Vegano Nº 21
Unión Vegetariana Argentina
Por Lic. Marly Winckler: Socióloga, presidenta del Concejo Mundial de la IVU International Vegetarian Union y coordinadora para América Latina y el Caribe, presidenta de la Sociedad Vegetariana Brasilera, organizadora del 36° Congreso Mundial Vegetariano en Florianopolis, Cofundadora de la UVLA Unión Vegetariana Latinoamericana, activista y coordinadora de proyectos vegetarianos.

 

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*