Home / Alimentación / VEGANISMO, LA CONFUSIÓN ESTABLECIDA

VEGANISMO, LA CONFUSIÓN ESTABLECIDA

El veganismo crece exponencialmente y las industrias elaboradoras de productos aptos para la comunidad vegana no tienen el conocimiento necesario para producir dentro de los requerimientos que exige esta franja de la sociedad. Esto genera que muchos productos lleven un sello o una denominación de apto para veganos, que no corresponde o es errónea, lo que realmente es un problema para los consumidores.

Además, lamentablemente el mercado está inundado de sellos apócrifos, falsos, sin respaldo y con una total falta de seguridad, lo que produce aún más confusión. El aumento de la población vegana, vegetariana y flexitariana ha generado un nivel de consumo tan importante que todas las empresas quieren abastecer a estos millones de consumidores que buscan alimentos libres de crueldad, pero desconocen como son los protocolos de elaboración que se deben cumplir para que sean aceptados por la comunidad vegana.

El veganismo es una posición ética que considera que los animales no deben ser usados, ni explotados ni consumidos. Por eso la importancia de una certificación vegana como V-Label internacional (www.v-label.com). Es fundamental que la industria que quiera cubrir las necesidades de este sector de la población, se capacite e interprete las necesidades del mismo a través de una certificación vegana confiable.

En Argentina la población vegana y vegetariana supera los 5 millones de personas, o sea, ya hay un 12% de los habitantes del país que no consume partes ni derivados de animales, además de otros 5 millones de personas, los flexitarianos, que son las personas que han bajado significativamente el consumo de carnes y que buscan alimentos aptos para veganos.

Por todo esto desde la UVA hicimos una alianza con V-Label Internacional y a través de V-Label Argentina, trabajamos para facilitar el desarrollo de una industria vegana de alimentos, bebidas, cosméticos, vestimenta, calzado, artículos de limpieza y de cualquier tipo de producto, que sea confiable y cumpla con los protocolos veganos de fabricación.

Esto facilita el consumo brindando confianza y evitando la lectura de etiquetas ilegibles e inentendibles, fomentando de esta forma, el acercamiento de los fabricantes a las necesidades de los consumidores.

El Sello V-Label garantiza transparencia y seguridad porque está gestionado por veganos.

Pueden tener la seguridad total que si un producto lleva el Sello Original V-Label, es VEGANO.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*